Destilación

Una vez que los jugos del agave han fermentado se pasan a los alambiques donde se hará su primera destilación, durante la cual se cuida muy bien de separar las cabezas y colas del corazón, siendo este último el único usado para su segunda destilación en los siguientes alambiques de cobre y del cual se vuelven a separar cabezas y colas, solamente el corazón de este último destilado es usado para el envasado de Herencia Mexicana.